sábado, 31 de diciembre de 2016

A ti. Feliz 2017.

Y en este año nuevo, en este año nuevo brindo por ti.

Porque fuiste lo más lindo y lo más feo de mi 2016. Porque me mostraste el más lindo de los cielos, pero también me dejaste en la puerta del infierno junto al diablo. Porque me enseñaste a sonreír, y al mismo tiempo fuiste la persona que más lágrimas me sacó. Me diste los abrazos más cálidos, pero me dejaste sin abrigo en el más frío invierno. Me valoraste y desvaloraste, al mismo tiempo que un niño juega en el columpio.

Porque te amé con rabia, con odio, y te odié con todo el amor. Porque me volviste loca, pero me hiciste feliz.

Brindo por tu histeria, por tu locura, por tu amor, por el dolor que me causaste, porque iba todo en viento en popa, porque dejamos de navegar. Brindo por tu mirada en la que alguna vez me vi. Brindo por tu sonrisa que me hizo, hace, y siempre me hará feliz a pesar de todo. Brindo por el corazón que nunca llegué a enamorar, pero que latió por mi en varios momentos, y brindo por el mío, al que enamoraste y latía tan solo por ti.

Brindo por lo fiel que fue mi mano al no querer soltarte. Brindo por la tuya, por dejarme caer. Brindo por tus labios que alguna vez pude rozar, y que ahora quiero olvidar. Brindo por tu cintura a la que alguna vez me agarré y me sentí segura. Brindo por tus pies que alguna vez caminaron a la par junto a los míos (Esos mismos que te llevaron lejos). Brindo por tu cabeza, en la que muchas veces estuve, y la que ahora me quiere olvidar.

Brindo por los recuerdos, la melancolía, la nostalgia, eso que me dejó tu partida. Brindo por las peleas, por los momentos lindos. Brindo porque ya no estás más a mi lado, donde me hiciste tan feliz y tan mal. Brindo por mi amor, por tu querer, porque te fuiste, y te llevaste hasta mi piel. Brindo porque eres la única persona que logra que me arrepienta de todo, y al mismo tiempo que sonría por lo que vivimos. Brindo por ti. Brindo por todo lo que hiciste que viviera y sientiera en este 2016.

Gracias por lo que me enseñaste sin saber que estaba aprendiendo.

martes, 20 de diciembre de 2016

Mil tonterías por amor


Comerme la sopa de letras con el diccionario en la mano,
para no cometer ninguna errata, mientras busco tu nombre en el plato.

Buscar en tu espalda la fecha de caducidad escrita en el dorso,
saboreando todos los gustos posibles mientras la beso.

Sazonar todas nuestras comidas con la sal de mis lágrimas,
esas de felicidad que ruedan por mi cara con solo pensarte.

Abrazarme fuertemente a ti, por temor a dar un paso
y caerme por el borde de este planeta de ilusión.

Estarme horas y horas mirándome en el espejo del mar,
tratando de verte reflejado en las niñas de mis ojos.

Caminar por las calles hacia atrás, para intentar regresar siempre al mismo lugar,
donde te vi la primera vez y volver a conocerte mil veces.

Hacerme pequeña, muy pequeña, para poder esconderme en el bolsillo de tu camisa
y sentir tu corazón.

Meter a la noche en la lavadora y lavarla con agua muy caliente,
hasta que encogiera al tamaño de tu cama.

Planchar tu ropa dibujando corazones, para llenarla de tanto amor,
 que te sirva de escudo ante cualquier pena.

Perfumar al viento con tu olor, para que me envuelva tu presencia siempre
y en cualquier lugar.

Escribir en las nubes de tu cielo mi nombre,
para que cuando mires hacia arriba me pienses.

Buscar ese trébol de cuatro hojas que esconden los duendes de mi bosque,
para tu suerte y la mía.

Aprender todos los idiomas del mundo, para decirte,
como el eco de las simas, te quiero, te quiero...

Todo esto y mil tonterías mas, porque esta enfermedad del amor,
tiene unos síntomas incurables, sin mas antídoto conocido que inyecciones de pasión
y ternura que hacen mas llevadera la convalecencia.

jueves, 15 de diciembre de 2016

De repente


Será sin avisar
ocurrirá de repente
en un descuido tuyo
mi recuerdo aparecerá en tu mente.

Algo en el aire te recordara mi perfume
sentirás el mismo latir en tu corazón
que la noche en que por primera vez
se unieron tu aliento con mi respiración.

martes, 13 de diciembre de 2016

Llámame

Llámame, aunque sea a esta hora de la noche
aunque ya me este durmiendo;
llámame porque quiero escucharte
antes de dormir para poder, por esta noche,
recordarte en un sueño profundo
tan profundo que no alcanzó mi amor para llenarlo,
pero solo me basta con verte ahí,
aunque yo no esté en él.
Llámame, que quiero conversar
no importa el tema sino tú,
tu labios aferrados al teléfono
que me transporten hasta ahí para poder,
por un mágico instante, acariciarte, besarte,
decirte repetidas veces lo que tu sabes,
desde ese día en que te escuché por primera vez.

Llámame, que no puedo dejar pasar un minuto
sin sentir tu voz. 

lunes, 5 de diciembre de 2016

Dime

Dime que no te olvide, amor.
Que  me quede contigo, cielo. 
Que comparta mi vida, vida.
Que te regale mis letras, muso. 
Que te entregue mi corazón, cariño. 
Que te de mi cariño, corazón. 
Que te desee con pasión, tesoro. 
Que te atesore con ternura, encanto. 
Que te encante con locura, adorado. 
Que te adore con devoción, mi dios. 
Que me endiose tu boca, tentación. 
Que me tiente tu cuerpo, pecado. 
Que peque contigo en mente, fantasía. 
Que fantaseé contigo por la mañana, solecito. 
Que me caliente tu recuerdo, deseo.
Que me deseas como a nadie, atrevido.
Que te atreves a todo, hermoso. 
Que me veo hermosa en tus ojos, mi alma.
Que tu alma me busca en las noches, desvelado.
Que tu desvelo será en mi nombre, hombre, 
Si no me hablas, como si nada, como si siempre.
Como si en verdad, no quisieras quedar en el olvido, amor.