lunes, 26 de septiembre de 2016

Esa

Quiero ser esa mujer que te dibuje una sonrisa,  que te robe la risa, que te inspire ternura, a la que lleves prendida en tu camisa. 

Quiero ser esa que sabes de sobra que te vestirá bien siempre,  socialmente.   Quiero ser esa a la primera que le llames para cosas tan sencillas como un saludo, una imagen,  un beso, ir al cine,  a comer,  a tomar un café porque disfrutas mi compañía.

Quiero ser esa, a la que le pasas por alto los defectos que saltan a la vista y mi peculiar manera de pensar. Quiero ser esa,  de la cual te encandiles de sus cualidades y le des el justo valor a cada uno de mis detalles por nímeos que sean.

Quiero ser esa que te haga sentir la incómoda punzada que generan los celos cuando sientas tu espacio invadido.  Quiero ser esa a la que extrañes cuando no se hace presente.

Quiero ser esa a la que llenes de detalles,  que se refleje en tu mirada y hurte un suspiro.  Quiero ser esa a quien quieras conquistar todos los días.
Quiero ser esa que se mete en tu mente y te distrae sin razón alguna,  dando vueltas a destiempo en ella. 

Quiero ser esa en quien pienses en tus noches de soledad y te imagines todas las perversiones que puedes hacer conmigo mientras te tocas. Quiero ser esa que sea una puta en tu cama y una dama en cualquier parte. Quiero ser esa que te caliente la sangre,  te agite la respiración y te altere los sentidos,  la que te haga vibrar,  incluso,  con un solo roce. 

Quiero ser esa a la que deseas ahora que no puedes tenerla.

Quiero ser esa de la que te enamores y saque a flote lo mejor de ti.  Quiero ser esa a quien le hagas el amor con pasión desmedida.  Quiero ser esa a la que llames "mía".

Quiero ser esa mujer a quien ames sin miedos, sin ataduras, sin fantasmas,  sin condiciones. A conciencia, a plenitud. 

Quiero ser esa mujer que te escriba con fuego en la piel, en azul y en tu espalda.  De quién lleves tatuados los besos y el aroma en tus dedos. 

Quiero ser esa mujer, a la que si no te entregas ahora,  que te amo,  te arrepientas todos los días de tu vida.