miércoles, 18 de septiembre de 2013

Mujer completa

No me trates como una adolescente 

o como una muñeca.

Atiéndeme siempre como una princesa

y al cerrar la puerta,

trátame y mírame como lo que soy: 

una mujer completa, de pies a cabeza.