domingo, 22 de septiembre de 2013

Jamás


Jamás seré la causante de tus desvelos, ni la que habite en tus sueños, ni la que te arranque los suspiros, ni en quién pienses sin pensarlo, ni la que te robe la sonrisa o te secuestre una risa. 

Tal vez no sea la niña de tus ojos ni te enamores de mi, pero el día que me vaya (fue por que me dejaste ir), extrañaras cada una de mis letras, mis mariposas. mi tinta azul y mis abrazos de luz.