martes, 30 de agosto de 2016

A la que sigue de mi...


Eres su próxima víctima. Lo sé. 

No le creas todo lo que te dice. Cree la mitad y si puedes menos. Miente. Sí, miente con una fluidez increíble. 

Tiene un papel de víctima convincente; lleno de tintes dramáticos que harán que algo en tu interior se mueva con algo llamado compasión y después despertará tu ternura. Es una buena forma de manipular y más aún cuando exagera un poco. No te enganches. 

Es poco original. A todas nos dice igual, sin distinción alguna. No le da la creatividad para más. Te hablará de tus ojos y dirá que eres hermosa, que tienes lindos labios y besables, que no deja de pensar en ti, que es un honor pasar el tiempo a tu lado. Te hablará y exaltará tus cualidades y pensarás que es muy observador y que siente algo por ti, por que puede verte en el fondo. 

No, no es un mujeriego como tal. Las acomoda por turnos no muy duraderos porque no da el ancho para rendir más si la dama en turno lo supera en algunos aspectos. 

Es tierno y eso va a hacer que bajes todas tus defensas, es agradable y simpático, acomedido y caballero si se lo exiges. ¡Ah, eso te va a encantar! 

Es de esos especímenes que jura que nada lo va a cambiar en ningún aspecto. Es cierto, es una mediocridad disfrazada de autosuficiencia y pseudo originalidad. Finge que no ves eso. 

Le gustan las damiselas en apuros y desvalidas, así el puede ser el héroe y sentirse superior. Si te gusta el drama, es el indicado para ti. Correrá cuando derrames lágrimas y te sientas desamparada. Evita mostrarte independiente y fuerte. 

¿Quieres tenerlo contigo y para ti? No le pidas que crezca, es un niño en cuerpo de hombre. Déjalo ser y estar. Festéjale sus tonterías y sus vicios. 

Es lindo, no lo niego. Pero no le creas del todo. No es un conquistador, es un torero de salón. Los mismos argumentos que usa contigo, los usa con todas. Y es el típico que dedica las mismas canciones por falta de material. No caigas con "Careless Whisper", es la única de gusto popular que tiene en su repertorio. 

Todos tenemos un lado oscuro; no le creas cuando te hable del suyo. Es una herramienta burda para cubrir las necesidades emocionales que tiene. 

No le compres la idea del lobo solitario, es solamente un niño abandonado que trata de llenar su soledad con la primera que lo ilusione. Si, se ilusiona fácilmente. Lo encandila cualquiera que le muestre interés y que caiga en la red ya tejida que sabe colocar muy estratégicamente. 

No es difícil quererlo. Se muestra tan vulnerable delante de ti, que pide a gritos silenciosos: " quiéreme, ámame, cuidame, compréndeme, protégeme, alivia mi corazón roto, hazme olvidar mi pasado, dale luz a mi vida". 

Te va a encandilar con sus detalles y sus palabras, no muchas, le falta vocabulario. Pero las suficientes para hacerte sentir "especial". 

Es tan dulcemente cobarde que va a hacer que todo el peso de la relación caiga en ti. Si, el tiempo que le permitas estar a tu lado. Lo deja a tu elección. Así él no tiene responsabilidad alguna contigo. 

No te hablaré de sus cualidades de amante por que las desconozco totalmente. Como amigo, me queda debiendo tanto. Como caballero, pues te abre la puerta. Como hombre... Le falta mucho.