sábado, 14 de enero de 2017

Me inspiras

¿Sabes, bonito? Me inspiras mucho más que letras. Me subo a las alas de una mariposa en vuelo y dejo que fluyan todos mis sueños de quinceañera.

Me imagino caminar tomados de la mano, robarte la risa, compartir el té, contemplar el cielo mientras te escucho, quitarte una pestaña imaginaria solamente por el pretexto de acariciar tu mejilla, ponerme de puntillas para rozar levemente tus labios, delinear tu rostro para grabarlo en las yemas de mis dedos, sentir ese cosquilleo intenso cada que tus manos se deslizan por mi espalda hasta descansar en la curva de mi cadera, observar los distintos matices de tus ojos cuando posas en mi tu mirada, perderme en tu sonrisa y encontrarme cuando tu voz me regrese al camino.

Sentirme protegida entre tus brazos y detener el mundo por instantes, que tus manos busquen las mías y reprimir el instinto gitano de leerlas. Darme el permiso de desbaratarme lentamente cada que me dices "corazón", no tienes idea el efecto que provocas.

Me inspiras mucho más que letras; me despiertas el deseo de no estar con alguien más, de declararte mi muso y que vivas en mi azul. 

Me inspiras ternura y cortas de tajo esa sensación de huir. Invades mis sueños que se dan el frentazo con la realidad.

Me inspiras a ser cursi, a guardar en un cajón mi lógica y creo, a pesar de todos mis miedos, que me inspiras amor.