Entradas populares

lunes, 23 de enero de 2017

No te equivoques

No, darling, no te equivoques conmigo.

No creas o pretendas creer que me conoces, para eso, te falta mucho. Conoces únicamente la superficie, lo que lees en mis redes sociales y las vagas conversaciones sin fondo que has tenido conmigo.

Si por alguna razón te cruzaste en mi camino y rompiste la barrera de las letras o te conocí de forma "casual", eres parte de mi vida y si se creó algún vínculo por mínimo que sea pero que para mi es importante, tendrás un lugar en mis textos.

Te pondré un apodo creado especialmente para ti y con el me referiré a futuro. Te escribiré como si fueras el centro de mi mundo y te elevaré al cielo, con cualidades propias del hombre ideal en el que te convertiré mientras te perfilo para plasmarte, pero no te equivoques, no estoy enamorada de ti.

En el momento en que ya no tenga nada que decir de ti, también lo sabrás, me despediré bonito y puede ser que a la vez salga de tu vida, el muso se habrá agotado.

Mi esencia es ser dulce, tierna, confiada y tengo esa absurda tendencia a querer y amar a la gente por eso que dejan en mi vida, pero no te equivoques, no te amo con esa intensidad de una pareja.

Si en algún instante tienes algún desplante conmigo, lo entiendo y cometo el error de justificar y dar una o varias oportunidades, en el entendido que el ser humano en general tiene un orgullo muy elevado construido por sus miedos y sus demonios, con ese temor atroz de saberse amado cuando creen no merecerlo y prefieren irse por lo que conocen: lo complicado, a sabiendas que en el fondo, serán lastimados. 

No me presumo inocua, pero tengo un respeto profundo por el sentir de los demás seres y en mis posibilidades, trato de no herir a alguien . Puedo buscarte una y otra vez, con la intención de averiguar que pasa, por que me importas, pero no te equivoques, no te rogaré ni esperaré algo que no llega.

Nunca entenderé esa cobardía de no decirme las cosas y desaparecer del mapa, que finalmente, deja relucir lo peor de la gente. En esta época donde la tecnología pone todo al alcance de la mano, nos hemos vuelto fríos y se nos olvida que interactuamos con otro ser humano, que a su vez tiene sentimientos y merece respeto, pero no, pensamos que son desechables y hay quien huye en silencio. Si me interesas, buscaré la forma de tener contacto de nuevo contigo como última oportunidad, pero no te equivoques, seguramente no estás en mi selecta lista de tres personas, a las que aún, conservo en mi memoria, mis letras y asuntos por resolver. 

Si te conviertes en mi muso, por que así lo decido, ya no espero el agradecimiento, porque he notado que suelen ser cortos de mente y prefieren lo ordinario, no le dan el justo valor a eso por el poco amor propio que se tienen, se abruman,  pero no te equivoques, puede ser que solamente seas un golpe de inspiración.

Si me besaste o tuviste alguna otra interacción de tipo físico conmigo, no hará que muera de deseo por tenerte en mi vida por siempre o por que te amo, no te equivoques, al igual que tú, es solamente deseo. Si por casualidad, causalidad, curiosidad o interés genuino, has leído lo que escribo y percibes pasión, intensidad, erotismo, no te equivoques,  no es una excusa para que quieras entablar una conversación con tintes sexuales, pretendiendo ser un seductor. 

Pierde cuidado, el que tengas mi contacto en alguna red social, no hará que te etiquete en cosas sin sentido o cursi románticas, no te equivoques, no me voy a comprometer, mi interés no es tanto.

El que me digas "princesa", "hermosa", "guapa", "cariño" no me vuela los pies del suelo, no te equivoques, no te creo hasta que le pongas acción a las palabras, finalmente son eso: palabras.

Hasta que no conozcas a la maga, a la gitana, a la que escribe, no podrás decir que me conoces, de otra forma, no te equivoques, no sabes quien soy.