lunes, 26 de agosto de 2013

Ojos azules.

Meses sin verte y sin saber de ti.
Meses sin escuchar tu voz o tu nombre y sin embargo, 
cierro los ojos y recuerdo -algo raro en mí- el primer momento 
en que te vi y la sensación del primer beso y también el adiós
y tus gestos,
tu risa,
tu sonrisa,
tu amor,
tu mirada,
tu respiración...

Y hoy, un soplo de viento y el cielo despejado te trajeron hacia mí...