martes, 13 de agosto de 2013

Respondiendo...

En el momento que dijiste que revisara el correo, se me ocurrieron varias cosas, un capítulo nuevo de alguna de tus novelas o una completa, alguna foto tonta o la portada de un libro. Jamás imaginé lo que leería. 

¿Ocho horas? No sé si alguien alguna vez haya contado el tiempo desde la última vez que escuchó mi voz y más que eso sea razón para inquietarle el sueño. 

Te confieso, bombón, que para cuando leí eso, ya había nubes en mis ojos, mezclados con una sonrisa cuando mencionas mi anatomía. 

Se desató la tormenta cuando mencionas la palabra "celos". Celos de él, del tono de voz tan especial que uso cuando hablo de él (como en su momento lo hice de otros). Celos porque no hablo de ti de ese modo.

¿Cómo puedo hablar de ti? De la única forma que sé: con amor. A mi no me asusta que me digas "te amo", yo también te lo he dicho y escrito. Y sabes que es genuino. Eres uno de esos seres especiales en mi vida a los que amo profundamente y que si faltaras, sería como si se perdiera alguna parte de mi.

Me conoces. Me conoces mucho más que otras personas. Sabes como pienso y hasta podrías apostar (sabiendo que ganas) cuales serán mis reacciones y acciones ante distintas circunstancias. Has visto lo que él no. (Y no sé si lo verá). Me has visto llorar hasta desgarrarme el alma, sacar fuego por la boca cuando estoy "encabrinada", derramar miel hasta empalagar. Puedes decir lo caprichosa que soy y lo infantil que me pongo. Me has regañado, tal vez, menos ocasiones que yo a ti. Has escuchado mis necedades por horas y hemos tratado de ponerle un semi-orden al desorden que hay en mi interior. 

 Conoces mis desordenes mentales y eso hace que contigo pueda ser yo realmente. Soñadora, enamorada, malhablada, con la mezcla exacta de dama con guarra, descriptiva, explícita, alucinada, alucinante, distraída, melosa

Conoces algunos de mis secretos inconfesables y algunos otros "detalles". 

.¿Cuántas veces me has dicho "cabrona"? Menos de las que yo te he dicho con la risa atorada o a media carcajada "cabrón". Lo sé, con ésta línea, rompo el momento, pero también sabes que es parte de mi especialidad.

Eres de las contadas personas que han transitado por mi infierno, por esa parte oscura que no alcanza a tocar la luz, que conoce mi demonio y lo peligrosa que soy para mi.  

"Siguiendo tu voz es como he hallado el camino de regreso a la luz." ¿Qué puedo decir yo al respecto? Como si no supieras que eres mi oasis en medio del desierto y al lugar donde corro cuando las cosas no andan bien. Eres a la primera persona que busco. 

Gracias, por ser, por estar, por existir y por formar parte de mi mundo en rosa, con mariposas amarillas revoloteando, con deshoras y tiempo sin tiempo. 

De corazón, puño y tinta, mis letras, para ti.