jueves, 23 de mayo de 2013

Corazón

Erase una vez una piedra,
con el golpeteo del movimiento constante se moldeó y tomó forma, 
con  una gota de sangre se tiñó de rojo 
y con un soplo de vida, 
empezó a latir.