jueves, 21 de julio de 2016

Manos




No, no voy a leer tus manos, 
ni tu pasado,
ni tus dolores,
ni tus pasiones,
ni tus reencarnaciones 
ni tus amores en ellas.

Hoy no. 

Hoy sólo quería sentir tus manos en las mías.




, cuando llegas se llena el corazón de mariposas, de puras narraciones jubilosas, del fondo de los ojos que me entregas.