martes, 19 de marzo de 2013

Algún día.


Puede ser que al despertarte y abrir los ojos sea en lo primero que piensas, que mi recuerdo dibuje una sonrisa en tu rostro, que mi nombre escuchado en cualquier otra voz haga que se estremezca alguna fibra de tu ser, que mi aroma te llegue en el viento y las madrugadas te acaricien como yo.

Quizás ocurra que algún día descubras sin siquiera esperarlo, quien soy realmente y te enamores de esta loca enamorada del amor, de mi distracción constante, de mi torpeza para tantas cosas, de mi falta de sutileza y diplomacia, de mi extroversión,  de mis ataques de verborragia, de mi risa fácil, de mi honestidad, de mis manías, de mis niñerías, de todos mis esfuerzos por hacerte feliz y tratar de sacudir tu mundo para que compartas conmigo una parte de esta aventura que se llama vida, de todas las tonterías que me invento para robarte la risa (que cada vez lo consigo menos).

Tal vez algún día veas en mi lo que los demás pueden ver y que es invisible para tus ojos, quizás valores lo que soy y lo que hago, mis letras soy yo hablando desde lo invisible e intangible a lo visible y tangible. Podría ocurrir que algún día hagas un esfuerzo por derribar tus murallas y no levantarlas conmigo, dejarte amar cuando se te ama y perder el miedo a enamorarte.

Se me ocurre que algún día puedas entender lo estúpida y cursi que soy cuando amo, lo que me lastima no saber que o quien soy para ti  el daño que me hacen los "fantasmas",  que no soy perfecta pero soy maravillosa en mis imperfecciones.

Puede ser que algún día me extrañes o a mi ternura, a mis modos dulces de llamarte, al cariño con el que trato al mundo, mis detalles, mis ocurrencias, mi obsesión por la ortografía, mi lealtad absoluta, mi carcajada orgásmica, mi agudo sentido de auto-crítica, mi capacidad para darle vueltas al mismo asunto por horas hasta no llegar a una conclusión, mi necedad, mi insomnio negado, mi mirada en la tuya, las yemas de mis dedos rozando tu cara,  y ¿por qué no? mi tinta azul deslizándose y desdoblándose para plasmarme.

Si, tal vez algún día me ames y espero que ese día, siga yo contigo.