martes, 26 de marzo de 2013

Tómame.

Llámame por mi nombre, pronuncia con tus labios cada sílaba de mis sentimientos.

Llámame con tu voz, g
rítame en susurros, con placeres y sonrisas.


Grítame callado. 


Reclámame con tu mirada, para que pueda alcanzarte y  llegar hasta a ti,  para acabar de conquistarte.