domingo, 14 de abril de 2013

Girasol.

Contigo soy como el girasol, que abre sus pétalos y gira para recibir la luz y el  calor del sol.

Irradio energía y vitalidad, brillo: brillan mis ojos, brilla mi piel, tiemblo, transpiro copiosamente mientras mis manos se hielan, mi mente se pierde y mi sonrisa es toda tuya, completa, alegre, honesta y exclusiva. A nadie más le sonrío de esa forma.

Libero mariposas que se posan en ti, estoy segura que lo sabes y lo has sentido. Todos a mi-nuestro alrededor lo han notado. 

¡Qué ironía! Tu tan nocturno y tan mí sol, yo tan soleada y tan tú noche.

No importa que seas un frío invierno y melancólico y caprichoso otoño, yo soy un día de primavera con un ardiente e inolvidable verano, nos encontraremos en algún equinoccio o en cualquier solsticio.