lunes, 1 de abril de 2013

Desorden.

Si, eso me gustaría que pensaras de mi. Y que te enamoraras de mis ideas en el aire, de mis vuelos nocturnos, de mis ocurrencias locas, de mi inspiración idílica, de mi tinta azul, de mi torpeza absoluta acompañada de falta de coordinación, del brillo de mis ojos cuando te miro, de la sonrisa de algodón de azúcar que me arrancas, de mi descaro para hacer o decir cosas, de mi risa fácil, de mi distracción total, de mi romanticismo rosa y las ganas de hacer realidad las frases de alguna canción, del soundtrack que le pongo a los momentos, de mi melosidad para hablar y tal vez, algún día, de mis caprichos infantiles e instintos animales. 

Mientras tanto...te dejo el aleteo de las mariposas amarillas que tanto me gustan y que revolotean en mi estómago cuando estoy contigo.